Un impuesto definido básicamente es una obligación tributaria. Si no se cumple dentro del plazo aparte de tener carácter pecuniario adjunta un carácter formal que lo hace crecer debido a dos factores: transcurso de tiempo y devolución del poder adquisitivo de lo adeudado.
Tal enunciado y desde un enfoque de economía no tiene razón alguna